acordescanciones.com.

acordescanciones.com.

Acordes de séptima menor en canciones de blues

Acordes de séptima menor en canciones de blues

Introducción

El blues es un género musical que ha influenciado en gran medida la historia de la música. Uno de los elementos más importantes de esta música es el uso de los acordes de séptima menor. Estos acordes aportan un sonido característico al blues que lo diferencia de otros estilos.

Definición de acordes de séptima menor

Antes de profundizar en su uso en el blues, es importante entender qué son los acordes de séptima menor. Un acorde de séptima menor se forma a partir de un acorde menor al que se añade una séptima menor. Por ejemplo, si tenemos un acorde de La menor (A-C-E), el acorde de séptima menor sería Am7 (A-C-E-G).

Esta adición de la séptima menor aporta un sonido de tensión al acorde, lo que hace que sea muy utilizado en la música blues. Además, los acordes de séptima menor también se utilizan en otros géneros musicales como el jazz y el rock.

Uso de acordes de séptima menor en el blues

En el blues, los acordes de séptima menor se utilizan de manera constante. La progresión de acordes más común es la progresión de doce tiempos, que se basa en tres acordes que se tocan durante 12 compases. Estos acordes son el acorde I, IV y V de la escala blues.

Por ejemplo, si estamos en la tonalidad de la y utilizamos la escala blues de La (A-C-D-D#-E-G), los acordes I, IV y V serían A7, D7 y E7 respectivamente. La progresión de doce tiempos quedaría así:

  • Compases 1-4: A7
  • Compases 5-8: D7
  • Compases 9-12: A7 o E7 (a elección del músico)

Esta progresión de acordes se ha utilizado en innumerables canciones de blues y es uno de los elementos más representativos del género.

Ejemplos de canciones de blues con acordes de séptima menor

Existen algunas canciones de blues que son un claro ejemplo del uso de los acordes de séptima menor. A continuación, se presentan algunos ejemplos:

  • Stormy Monday de T-Bone Walker: Esta canción utiliza la progresión de doce tiempos con los acordes G7, C7 y D7.
  • The Thrill Is Gone de B.B. King: En esta canción, la progresión es Bm7, Bbm7, Am7 y B7.
  • Sweet Home Chicago de Robert Johnson: La progresión de esta canción es similar a la de la progresión de doce tiempos, pero con ligeras variaciones. Los acordes utilizados son E7, A7 y B7.

Conclusión

Los acordes de séptima menor son un elemento fundamental en la música blues. Su uso constante en la progresión de doce tiempos y en canciones emblemáticas del género los convierte en una de las características más reconocibles del blues. Si quieres aprender a tocar blues en guitarra, es imprescindible que domines los acordes de séptima menor.