acordescanciones.com.

acordescanciones.com.

Adornos y arpegios con acordes de séptima mayor

Adornos y arpegios con acordes de séptima mayor

Adornos y arpegios con acordes de séptima mayor

Los acordes de séptima mayor son comúnmente usados en la música moderna y son una excelente herramienta para añadir textura, dinamicidad y complejidad en una canción. Estos acordes consisten en un acorde mayor con una séptima mayor añadida a la nota raíz. Por ejemplo, un acorde de séptima mayor de C consiste en las notas C, E, G y B.

En este artículo nos enfocaremos en los adornos y arpegios que se pueden utilizar para realzar la belleza de los acordes de séptima mayor y crear melodías interesantes y cautivadoras.

Adornos con acordes de séptima mayor

Un adorno es una nota decorativa que se añade a una melodía para darle más riqueza y variedad. Un adorno común con acordes de séptima mayor es el trino.

Para hacer un trino, toca la nota raíz del acorde, luego toca la nota una nota por encima de la raíz y vuelve a la nota raíz. Por ejemplo, para hacer un trino con un acorde de séptima mayor de C, toca C, D y C en rápida sucesión.

Otro adorno común es la apoyatura. Para hacer una apoyatura, toca la nota principal, luego toca la nota que está a una distancia de tono o semitono por encima o por debajo de la nota principal, y luego regresa a la nota principal. Por ejemplo, para hacer una apoyatura con un acorde de séptima mayor de C, toca C, B y C en rápida sucesión.

Arpegios con acordes de séptima mayor

Un arpegio es una técnica en la que se tocan las notas de un acorde de forma separada en lugar de tocarlas todas juntas. Un arpegio es una excelente manera de crear un patrón rítmico interesante y darle más vida a una melodía.

Un arpegio común con acordes de séptima mayor es tocar las notas del acorde en un patrón de ascendente-descendente. Comienza tocando la nota raíz del acorde, luego toca la tercera, la quinta y la séptima en rápida sucesión. Luego, regresa tocando la séptima, la quinta, la tercera y la nota raíz.

Otro patrón arpegiado interesante es tocar las notas del acorde en un patrón ascendente, luego descender a la nota raíz, y luego volver a tocar las notas en un patrón descendente. Por ejemplo, para hacer un arpegio con un acorde de séptima mayor de C en este patrón, toca las notas C, E, G, B, C, G, E y C.

Conclusión

Los acordes de séptima mayor son una poderosa herramienta en la música moderna, y los adornos y arpegios son una excelente manera de realzar su belleza y crear melodías interesantes y cautivadoras. Prueba estos adornos y patrones de arpegio en tus canciones para darles más textura y dinamicidad. Recuerda que la práctica hace al maestro, así que practica estos patrones para dominarlos y crear tu propio estilo único. ¡Diviértete creando música!