acordescanciones.com.

acordescanciones.com.

Cómo escribir progresiones de acordes menores

Cómo escribir progresiones de acordes menores

Las progresiones de acordes son la base de cualquier canción y, aunque a veces pueda parecer complicado, escribir progresiones de acordes menores es más sencillo de lo que parece. En este artículo te daremos algunos consejos para escribir progresiones de acordes menores que harán que tus canciones suenen más emotivas y melancólicas.

1. Conoce los acordes menores básicos

Para escribir progresiones de acordes menores es fundamental conocer los acordes menores básicos. Estos son:

  • Am (La menor)
  • Bm (Si menor)
  • Cm (Do menor)
  • Dm (Re menor)
  • Em (Mi menor)
  • Fm (Fa menor)
  • Gm (Sol menor)

Estos acordes son los más usados en la música y, aunque hay otros acordes menores que también se pueden usar, estos son los más comunes.

2. Combina los acordes menores básicos

La forma más sencilla de escribir progresiones de acordes menores es combinar los acordes menores básicos. Por ejemplo, una progresión de acordes menores sencilla podría ser:

Am - Em - F - G

Esta progresión utiliza los acordes Am, Em, F y G, y es muy común en la música pop.

3. Experimenta con acordes menores no básicos

Aunque los acordes menores básicos son los más comunes, no tienes por qué limitarte a ellos. Hay muchos otros acordes menores que puedes usar para crear progresiones más interesantes y emocionales. Algunos ejemplos son:

  • Am7
  • Bm7b5
  • Cm7
  • C#m
  • Dm7
  • Em7
  • Emaj7
  • F#m7
  • G#m7b5

Experimenta con estos acordes y trata de combinarlos con los acordes menores básicos para crear progresiones más originales y emocionales.

4. Prueba diferentes arpegios

Un arpegio es una forma de tocar los acordes en la que se tocan las notas una por una en lugar de tocarlas todas al mismo tiempo. Los arpegios pueden darle a tus progresiones de acordes una sensación diferente y pueden ser una buena forma de añadir variedad a tus canciones. Algunos ejemplos de arpegios para acordes menores son:

  • Arpegio descendente: toca las notas del acorde una por una empezando por la nota más aguda y terminando en la nota más grave.
  • Arpegio ascendente: toca las notas del acorde una por una empezando por la nota más grave y terminando en la nota más aguda.
  • Arpegio en progresión: toca las notas del acorde en orden, pero en lugar de tocar todas las notas al mismo tiempo, toca cada nota una después de otra.

Trata de experimentar con estos arpegios y ver cómo afectan a tus progresiones de acordes.

5. Usa acordes menores para crear ambientes diferentes

Los acordes menores se suelen utilizar para crear ambientes más melancólicos y emotivos. Si quieres que tu canción suene más oscura o triste, utiliza más acordes menores. Si quieres que suene más alegre o animada, utiliza más acordes mayores.

6. Escucha cómo otros artistas utilizan los acordes menores

La mejor manera de aprender a escribir progresiones de acordes menores es escuchando cómo otros artistas lo hacen. Escucha canciones que te gusten y presta atención a los acordes que utilizan. Trata de descubrir qué acordes están utilizando y cómo los están combinando para crear diferentes sensaciones.

Conclusión

Escribir progresiones de acordes menores puede parecer complicado al principio, pero con un poco de práctica y experimentación, puedes crear progresiones emocionales y originales que hagan que tus canciones sean más interesantes y conmovedoras. Recuerda experimentar con diferentes acordes, arpegios y ambientes, y escucha cómo otros artistas utilizan los acordes menores para inspirarte.