acordescanciones.com.

acordescanciones.com.

Cómo improvisar con acordes disminuidos en el blues

Cómo improvisar con acordes disminuidos en el blues

Introducción

El blues es un género musical que se originó en los Estados Unidos a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Se caracteriza por tener acordes simples y ritmos repetitivos, lo que lo hace accesible para los músicos novatos. Sin embargo, para aquellos que buscan llevar su improvisación al siguiente nivel, los acordes disminuidos son una herramienta valiosa.

¿Qué son los acordes disminuidos?

Los acordes disminuidos son acordes que se forman a partir de la escala disminuida. La escala disminuida se forma a partir del patrón de tono-semiTono-tono-semiTono-tono-semiTono-tono-semiTono. Por lo tanto, los acordes disminuidos se forman a partir del primer, tercero, quinto y séptimo grado de la escala disminuida.

Ejemplo de acorde disminuido

Supongamos que estamos tocando un blues en tonalidad de Mi. El acorde disminuido de Mi sería E°, que se forma a partir de la escala disminuida de E, que es E-F-Gb-Ab-A-B-C-D. Por lo tanto, los acordes disminuidos de E son E°, G°, Bb° y Db°.

¿Por qué son importantes los acordes disminuidos en el blues?

Los acordes disminuidos son importantes en el blues porque pueden ser utilizados en muchas situaciones diferentes. Por ejemplo, pueden ser utilizados para agregar tensión a una progresión de acordes, lo que puede llevar a cambios armónicos interesantes. También pueden ser utilizados para moverse fluidamente entre los acordes de la progresión.

Ejemplo de uso de acordes disminuidos en el blues

Supongamos que estamos tocando una progresión de acordes de blues en tonalidad de Mi. La progresión de acordes sería E7-A7-B7. Podemos agregar un acorde disminuido al final de la progresión con el fin de llevarla de regreso al principio. En este caso, el acorde disminuido sería D#°, que es el acorde disminuido de E. Por lo tanto, la progresión completa sería E7-A7-B7-D#°-E7.

Para improvisar con acordes disminuidos en el blues, primero debemos entender la estructura armónica del blues. La mayoría de los blues siguen una estructura de 12 compases, que se puede dividir en tres partes: la sección A (los primeros cuatro compases), la sección B (los siguientes cuatro compases) y la sección C (los últimos cuatro compases). La sección A generalmente tiene un acorde I7 (tónico), la sección B generalmente tiene un acorde IV7 (subdominante) y la sección C generalmente tiene un acorde V7 (dominante).

Una vez que entendamos la estructura armónica del blues, podemos empezar a utilizar los acordes disminuidos en nuestra improvisación. Una técnica común es utilizar el acorde disminuido como una forma de deslizarse a través de acordes de la progresión. Por ejemplo, si estamos tocando una progresión de blues en tonalidad de Mi y estamos en la sección B (A7), podemos utilizar el acorde disminuido de F# (F#°) para deslizarnos hacia el acorde B7 de la sección C.

Otra técnica es utilizar los acordes disminuidos para agregar tensión a una progresión. Por ejemplo, si estamos tocando una progresión de blues en tonalidad de Mi (E7-A7-B7), podemos agregar un acorde disminuido de D#° antes del acorde E7 para agregar tensión y anticipación.

Conclusión

Los acordes disminuidos son una herramienta valiosa en la improvisación de blues. Pueden ser utilizados para agregar tensión a una progresión, moverse fluidamente entre acordes y crear anticipación. Al utilizar los acordes disminuidos en nuestra improvisación, podemos llevar nuestro juego al siguiente nivel y agregar variedad a nuestras interpretaciones.