acordescanciones.com.

acordescanciones.com.

Cómo mejorar tus arreglos utilizando acordes aumentados

Cómo mejorar tus arreglos utilizando acordes aumentados

Como músico, sabes lo importante que es tener una buena técnica. Pero también sabes que eso no lo es todo. La música no es solo técnica, sino también creatividad y originalidad. Y una de las formas más interesantes de añadir originalidad a tus composiciones es mediante la utilización de acordes aumentados.

¿Qué son los acordes aumentados?

Los acordes aumentados son aquellos que constan de una tónica, una tercera mayor y una quinta aumentada. Esto significa que la tercera nota del acorde está elevada medio tono respecto a la tercera nota de un acorde mayor o menor convencional, y la quinta nota está elevada un tono completo.

Por ejemplo, un acorde aumentado de Do sería Do – Mi – Sol#. Este acorde tiene un sonido bastante peculiar, que lo hace diferente a cualquier otro acorde convencional.

¿Cómo pueden mejorar tus arreglos?

Los acordes aumentados pueden ser una herramienta muy interesante para mejorar tus arreglos musicales por varias razones:

  • Le dan un toque de originalidad a tus composiciones, haciendo que suenen diferentes a lo que se suele escuchar.
  • Permiten crear tensiones armónicas muy interesantes que pueden generar emociones y sensaciones en el oyente.
  • Al ser acordes menos comunes, pueden utilizarse para romper la monotonía y la previsibilidad en tus arreglos.

Por ejemplo, si estás escribiendo una canción y en la progresión de acordes tienes un Mi menor, un La menor y un Re mayor, podría resultar interesante utilizar un acorde de Sol# aumentado para dar un toque de originalidad al arreglo. Este acorde podría colocarse después del Mi menor, generando una sensación de tensión, y posteriormente resolverse en el La menor o en el Re mayor.

¿Cómo se utilizan los acordes aumentados?

Como cualquier otro acorde, los acordes aumentados pueden utilizarse de distintas formas en tus arreglos. Aquí te mostramos algunas ideas:

  • Como acorde de paso. Es decir, colocándolo entre dos acordes convencionales para dar un toque de originalidad al arreglo.
  • Como acorde de reemplazo. Puede utilizarse para reemplazar un acorde convencional en una progresión, generando una sensación de tensión que luego se resuelve en el acorde original.
  • Como acorde de finalización. Es decir, utilizándolo al final de una progresión de acordes para dar un toque de originalidad y dejar al oyente con una sensación de incertidumbre.

También es importante tener en cuenta que los acordes aumentados pueden ser bastante disonantes, y por tanto no resultar agradables al oído si se utilizan en exceso. Por ello, es recomendable utilizarlos con moderación y siempre buscando un equilibrio entre originalidad y armonía.

Conclusiones

Los acordes aumentados pueden ser una herramienta muy interesante para mejorar tus arreglos musicales. Como hemos visto, pueden aportar originalidad, generar sensaciones y romper la monotonía en una canción. Además, su utilización puede demostrar una amplia variedad de técnicas.

Por supuesto, no es necesario utilizarlos en cada canción que escribas. Pero tenerlos en cuenta y saber cómo utilizarlos puede ayudarte a dar a tus composiciones un toque diferente y creativo. Así que no dudes en experimentar y jugar con ellos en tus próximos arreglos. ¡Seguro que te sorprenden los resultados!