acordescanciones.com.

acordescanciones.com.

Cómo usar los acordes suspendidos para darle personalidad a tu música

Cómo usar los acordes suspendidos para darle personalidad a tu música

Cómo usar los acordes suspendidos para darle personalidad a tu música

Si eres un músico, seguro que te interesa encontrar nuevas formas de darle personalidad a tus canciones. Una forma de hacerlo es a través de los acordes suspendidos. En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de acordes y cómo puedes utilizarlos para enriquecer tu música.

¿Qué son los acordes suspendidos?

Los acordes suspendidos, también conocidos como acordes sus, son aquellos en los que la tercera (la nota que normalmente formaría parte del acorde) es sustituida por la cuarta o la segunda. Por ejemplo, en lugar de un acorde de C mayor (que estaría formado por las notas C, E y G), podemos crear un acorde suspendido de C (Csus) sustituyendo la tercera (E) por la cuarta (F). De este modo, el acorde Csus estaría formado por las notas C, F y G.

Los acordes suspendidos no tienen una tonalidad específica, lo que significa que se pueden utilizar en cualquier tonalidad y en cualquier tipo de música. Además, son muy versátiles y pueden utilizarse tanto en melodías suaves como en canciones más animadas.

Tipos de acordes suspendidos

Existen diferentes tipos de acordes suspendidos en función de la nota que se sustituya por la cuarta o por la segunda. Los más comunes son:

- Acordes sus4: En estos acordes se sustituye la tercera (E) por la cuarta (F). Por ejemplo, el acorde de Cm7 (formado por las notas C, E♭, G y B♭) puede convertirse en Csus4 añadiendo la nota F.

- Acordes sus2: En estos acordes se sustituye la tercera (E) por la segunda (D). Por ejemplo, el acorde de Am (formado por las notas A, C y E) puede convertirse en Asus2 añadiendo la nota D.

- Acordes sus4/7: Estos acordes combinan un acorde sus4 con una séptima. Por ejemplo, el acorde de C7 (formado por las notas C, E, G y B♭) puede convertirse en Csus4/7 añadiendo la nota F.

Cómo utilizar los acordes suspendidos en tu música

Ahora que ya sabes qué son los acordes suspendidos y los diferentes tipos que existen, es el momento de aprender cómo puedes utilizarlos en tu música para darle personalidad y un toque diferente. Algunas ideas son:

1. Sustituye los acordes habituales por acordes suspendidos. Si sabes tocar una canción con acordes mayores o menores, en lugar de tocar esos acordes, intenta utilizar acordes suspendidos. De este modo, conseguirás darle a la canción un sonido distinto y sorprendente.

2. Utiliza los acordes suspendidos como transición entre acordes. En lugar de hacer una transición directa entre dos acordes, puedes intercalar un acorde suspendido. Por ejemplo, si quieres pasar del acorde de C al de G, puedes intercalar un acorde de Gsus4.

3. Combina diferentes tipos de acordes suspendidos. Puedes probar a combinar diferentes tipos de acordes suspendidos para conseguir un efecto aún más original. Por ejemplo, puedes utilizar un acorde de Csus2 con uno de Csus4.

4. Utiliza los acordes suspendidos para crear arpegios. Los arpegios son secuencias de notas de un acorde que se tocan de forma individual. Puedes utilizar acordes suspendidos para crear arpegios diferentes a los habituales y crear así melodías sorprendentes.

Conclusión

Los acordes suspendidos son una herramienta muy útil para los músicos que deseen darle personalidad a sus canciones. Son versátiles, fáciles de usar y permiten crear melodías sorprendentes. Si todavía no has utilizado los acordes suspendidos en tu música, te recomendamos que los pruebes y experimentes con ellos. ¡Seguro que encuentras un sonido que te encanta!