acordescanciones.com.

acordescanciones.com.

Técnicas avanzadas para tocar acordes suspendidos en la guitarra

Técnicas avanzadas para tocar acordes suspendidos en la guitarra

Introducción

Los acordes suspendidos son una herramienta indispensable en el arsenal de cualquier guitarrista. Aunque los acordes suspendidos parecen simples al principio, pueden ser muy útiles para agregar una sensación de tensión y movimiento a una progresión de acordes. En este artículo, aprenderás algunas técnicas avanzadas para tocar acordes suspendidos en la guitarra, para que puedas agregar ese toque especial a tus canciones.

Los acordes suspendidos

Antes de profundizar en las técnicas avanzadas, es importante entender lo que son los acordes suspendidos. Un acorde suspendido puede ser cualquier acorde que no tenga la tercera mayor o menor en su estructura. En cambio, la tercera se reemplaza por la cuarta o la segunda. Por ejemplo, un acorde suspendido de cuarta puede ser construido a partir de un acorde mayor. En lugar de tocar la tercera mayor, se toca la cuarta. Por lo tanto, un acorde de D suspendido podría ser D-G-A en lugar de D-F#-A.

Arpegios suspendidos

Una técnica común para tocar acordes suspendidos en la guitarra es usar arpegios suspendidos. Un arpegio suspendido es una técnica en la que se tocan las notas del acorde suspendido de una manera específica para crear una sensación de tensión y movimiento. Para crear un arpegio suspendido, toca las notas del acorde individualmente, comenzando con la raíz y luego subiendo a la cuarta. Luego, toca la quinta y finalmente vuelve a la cuarta. Puedes repetir esta secuencia varias veces para crear un patrón interesante. Por ejemplo, para un acorde suspendido de D, puedes tocar las siguientes notas en un arpegio suspendido: D, G, A, D, G. Prueba diferentes patrones y velocidades para crear diferentes efectos.

Añadir la tercera

Otra técnica interesante para tocar acordes suspendidos es agregar la tercera mayor o menor durante un momento clave en la canción. Al agregar la tercera en el lugar correcto, puedes crear un efecto de sorpresa y agregar complejidad a la progresión de acordes. Por ejemplo, si estás tocando una progresión de acordes de G-D-Em, podrías usar un acorde suspendido de G en lugar del acorde de G mayor para crear tensión. Luego, en un momento importante en la canción, como en la letra "All my troubles seemed so" de la canción de los Beatles "Yesterday", puedes agregar una tercera mayor para crear un efecto de sorpresa y resolución.

Sus2 y sus4

Además de los acordes suspendidos de cuarta, también puedes usar los acordes suspendidos de segunda y cuarta. Estos acordes se conocen comúnmente como sus2 y sus4, respectivamente. El acorde sus2 se construye agregando la segunda a un acorde mayor o menor en lugar de la tercera. Por ejemplo, un acorde de G sus2 podría ser G-A-D. El acorde sus4 se construye agregando la cuarta a un acorde mayor o menor en lugar de la tercera. Por ejemplo, un acorde de G sus4 podría ser G-C-D. Experimenta con estos acordes y pruébalos en diferentes progresiones de acordes para ver cómo se sienten en diferentes contextos.

Acordes suspendidos invertidos

Finalmente, otra técnica avanzada para tocar acordes suspendidos es usar acordes suspendidos invertidos. En lugar de tocar la cuarta o la segunda en la parte superior del acorde, toca la raíz o la quinta. Esta técnica es especialmente útil cuando se toca en un grupo. El bajista podría estar tocando la raíz del acorde, mientras que el guitarrista toca el acorde suspendido invertido para crear una sensación de tensión y movimiento. Comienza con un acorde suspendido de cuarta y prueba diferentes inversiones, como tocar la raíz en el bajo y la cuarta en la guitarra, o tocar la quinta en la guitarra y la raíz en el bajo.

Conclusión

Los acordes suspendidos son una herramienta invaluable para cualquier guitarrista. Con algunas técnicas avanzadas, puedes agregar una sensación de tensión y dinamismo a tus canciones, creando un ambiente más emocionante y habitable para tus guitarristas. Prueba estas técnicas para ti mismo y experimenta con diferentes progresiones de acordes para encontrar lo que funciona mejor para tu estilo personal.